Soy un cabron privilegiado.

Para que me entendáis: estoy en trance de mudarme/independizarme, y eso supone hacer balance de lo que uno considera que debe llevarse consigo, a su nuevo hogar... y es ahi cuando uno, que siempre ha pensado que con cuatro o cinco cosas puede vivir, o que lo que cabe en un cuartucho de unos siete u ocho metros cuadrados es posible de acomodar facilmente en un piso de casi sesenta metros...

“Nada, si tengo cuatro peliculas y media”, que sumadas a las “Cuatro y media” que lleva tu novia resultan imposibles de colocar en aquel mueble del que temes por su integridad a corto plazo. Piensas “Bah!, estas cosas estan hechas para durar” y el saqueo del hogar paterno continua sin descanso.

Los libros. Los hijosdeputa de los libros. Tú, que tan a penas has leido el libro gordo de Petete en tu puta vida, resulta que tienes más libros y novelas que en toda la biblioteca de tu barrio. Y no hablo de libros de clase, esos ya ni te lo planteas: que los libros de teoría se queden en sus sitio, y “ya los cogeré en otro momento”. En este punto, la librería del comedor, esa que elegisteis con una librería un poco mayor de lo habitual, ya comienza a parecer un monstruo, con varias filas de novelas, y una mezcla tan heterodoxa que asusta. “La chica de la perla” junto con “Monstuos Mitologicos”, o “El guardian entre el centeno” junto una guia del Museo de Versalles, de la que ya no recordabas su existencia. Total, que la estantería que habías pensado utilizar para los comics, esa estantería que al montarla se desplomó sobre tu novia, va ha tener que albergar parte de los libros (“Sí, una tercera fila de libros puede que sea demasiado” piensas...”).

El caso es que llega el turno de los comics. Cualquiera diria que los comics no pesan. Sabeis cuantos viajes llevamos para llevar cuatro libros y cuatro comics? Yo tampoco. Creo que al décimo perdi la cuenta. El caso es que la estantería. Enorme. Colosal. Interminable (de montar, me refiero). Con una capacidad de almacenaje sin mesura... Resulta que no coje una mierda. Es como si de repente, lo que siempre ha cabido en tus estanterías aumentara de tamaño. Cómo puede ser que una coleccion sencillita, no quepa en un cuarto destinado en principio a ese uso? Así que decides que algunos de los comics que tienes, esos que de los que en ocasiones piensas “En que narices estaba pensando?” se quedan a hacer compañía a los libros de texto de la universidad.

Pues es en ese punto, cuando uno se da cuenta, que lo que uno siempre ha considerado una pequeñez, es todo un mundo en otro contexto, y que los tebeos y libros, comprados poco a poco, parecen mucho menos cuando tienes que moverlos a otra parte. Somos unos privilegiados, que disfrutan de una situación que nos permite pensar que no tenemos nada, cuando realmente tenemos más de lo que en ocasiones necesitamos.

6 comments:

Redivivo said...

En ocho años, cuatro mudanzas...¿que me vas a contar a mi, alma de cántaro?.
Y eso de que los comics no pesan...Y UNA MIERRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR.....
De todas las cosas que puedes poner en una estantería precisa mente son lo que MAS PESAN.
Su formato es prácticamente mayor que el de cualquier libro, con lo cual, y como juntes unos cuantos cientos en una misma balda de la estantería y no tengas cuidado de apuntalarla previamente, al poco notaras como las tablas van curvándose en graciosa parábola que, de no se corregida a tiempo llevará al consiguiente derrumbe y/o deterioro irreversible de dicha estantería.
Y si, somos unos afortunados por.... poder almacenar una cantidad ingente de cosas la mayoría de las veces inútiles y totalmente prescindibles.
Y NO, SEÑORAS CASADAS CON AFICIONADOS AL GÉNERO, NO ESTOY HABLANDO DE LOS TEBEOS.
Esos SI son imprescindibles.

celtas said...

Buenas redivivo, se te echaba de menos por aqui!

Supongo que la mierda de estanteria que hemso comprado durara un tiempo y ya esta... ya os ire contando como me va en mi nuevo hogar...

Arietis said...

Que gracia (sentido ironico total)

Hace un par de años, nos mudamos....... originalmente una mudanza, en la que teniamos que haber colaborado (si bueno, yo sigo con mi madre, es mayor y esta sola. Y se oyen tantas cosas.. que bueno.. supongo que comprendeis que quiero decir) yo colabore, ella voluntariosa telefoneo a un transportista, para que su hija, sin coche, no tuviera que morir en el intento de mudnaza...

El saldo final, fueron 300 cajas (de las grandes, MUY grandes), de esas solo 50 pertenecian a mi madre, el resto eran libros, comics, DVD's, videos...... todavía resuenan los ecos, en las paredes........ por un momento, arrastrando las cajas por el pasillo, dirección habitación me di cuenta, que bien podría haber sido una tira del mitico Fan con Nata (o fue el Fan Letal? aquella de la mudanza?)

Jorge Orte said...

Lo que no sabes aún, ni saben tus padres, es que su casa acabará siendo tu cuarto trastero. Y no hablo sólo de tu habitación.

La de mi hermana ya empieza a acumular monitores y cajas de ordenador, para cuando me de por montarlos... (si me da...).

Y ahora imagínate si eres un polifriki, y además de la estantería completa a doble fila de cómics tienes del orden de 600 DVDs, dos o tres ordenadores, un archivo de trabajos realizados (¡¡más papel!!), los libros y "apuntes" de la carrera, y encima por duplicado porque una sóla edición se te hace escasa, los varios cientos de libros (no quiero contarlos porque a los pocos meses ya es cifra obsoleta), otro centenar y medio de CDs de música y no quiero saber cuantos de software, el telescopio (menudo monstruo), el laboratorio de revelado y todo el equipo fotográfico...

Para que nos entendamos... voy a vivir en este piso hasta el día que me muera, porque el hipotético traslado lo haría su señor padre. Y tengo pavor al día que toque la reforma... lo retraso cuanto puedo. Y créeme, no la haré por que quede bonito, la haré para optimizar la capacidad de almacenamiento de mi piso (eso y que le hace falta).

Lo de que los cómics no pesan es una ingenuidad muy habitual. Los del gremio de artes gráficas ya lo sabemos bien ya... el papel pesa un huevo, y además es peligroso, corta más que un jamonero.

BarnaLuis. said...

Amigo Celtas,bienvenido,y NO,no nos creíamos que nuestras congéneres supieran leer,¡Oé!,el mismo derecho tienen,así que si te "sobran cómics",por aquí tienes grandes amigos,je,je,reforzaremos los estantes bajos con unos taquitos,y no de jamón.Saludines.

celtas said...

No, no, no me sobran comics, me falta estanteria!!

(bueno, ya os ire contando cosas)